CONTRATOS

"LA SOCIEDAD PRIVADA DE TINGO MARÍA"
LLAMAR AL FONO LOBO: 962673418
COORDINADOR: 964-441-995 (ELIO MAITA)

SÍGUENOS EN:



"EL LOBO"

ENTREVISTA A JOSÉ LUIS ARROYO 
"EL LOBO"
La música es un arte sano. “Nací un 5 de diciembre en el distrito de Végueta, provincia de Huaura, departamento de Lima. Es un pueblo chiquito cerca al mar. Mis padres son Dorita Herrera Ramirez y Victor Arroyo Montañez. Somos siete hermanos: Charito, Giannina, Irene y Doris y Richard, Dany. Soy el mayor. Mi padre es de Casma. Cuando trabajaba de pescador tuvo que trasladarse a Huacho y en Végueta  conoció a mi mamá y se casaron. Mi verdadero nombre es Marco Antonio Arroyo Herrera. Con mi esposa Jheny Aguilar tengo cuatro hijos: Gianmarco, José Antonio, Yuri Mark y Marcos Junior.”
José Luis Arroyo "El Lobo"

Fuente: La Rica Cumbia - Las voces que hicieron Historia - Miguel Laura

"Se debe dar preferencia a los temas de autores peruanos" (El Lobo)

Otra exitosa vertiente de la Cumbia Peruana es la que cultiva nuestro siguiente entrevistado. Hombre instruido y consciente de estar preparado para enfrentar los retos que le plantea la música. Su estilo es una sabrosa mezcla de la cumbia del norte con la de la selva.

P: Los que te conocemos te llamamos Marco, pero explícanos ¿Por qué José Luis Arroyo?
R: En el año 88, cuando comencé a trabajar en la música, vino a Tingo María un empresario que se llamaba Oscar. En ese momento, se encontraba de moda José Luis Rodriguez "El Puma". Como a mí me decían José Luis, este empresario me puso José Luis Arroyo "El Lobo". Nunca pensé que podía tener tanta trascendencia este apelativo. Ahora, la mayoría me dice LOBO y me siento muy contento.

P: ¿Hiciste en algún momento labores de pesca con tu padre?
R: Claro, en mi pueblo, en Végueta, casi todos viven de la pesca. Cuando niños papá nos llevaba a pescar. Es muy bonito ingresar al mar con la embarcación, tirar la cuerda. El primer pescado es una emoción grande. Recuerdo que , por primera vez, salí a la mar a los 10 años. Me impresionaron las embarcaciones que llegaban a recoger el guano que está en la isla San Martín. Un día, mi padre me hizo conocer de cerca un remolque. Parecía un ciudad. Cuando salí de mi pueblo, mi hermano Richard cambien hizo labores de pesca con mi papá. como eramos familia de pescadores, se acostumbra a hacer lo que nuestros padres nos enseñan.

P: ¿A los cuantos años te percataste que tenias inclinaciones artísticas?
R: A los 13 empecé a imitar a Oscar D'León. Hacía fonomímica, me pusieron bigote, me dieron una guitarra. Veía que mi imitación gustaba a los profesores, a los padres de familia y a los alumnos que asistían a las actuaciones del colegio. Me di cuenta que el arte era importante en mi vida. En la primera participe en teatro dentro del curso de Educación Artística. Represente a un personaje de Paco Yunque y había una escena muy bonita en la que cantaba.

P: La obra Paco Yunque de Cesar Vallejo tiene un gran mensaje social. ¿Significo alguna influencia?
R: Exacto. Crecí en una familia humilde y me identificaba mucho con esa obra que me marco, con la sensibilidad que debe tener uno, mientras se lucha para salir adelante. por eso es que, poquito a poco, he tratado de superarme.

P: ¿Cual es la primera canción que interpretas de manera mas comprometida con la música?
R: Fue el vals Nube Gris. Me lo aprendí ya que en la cuidad estaban haciendo un casting para cantar en el grupo Novela. El señor Tomás Collantes hizo el casting. Con la guitarra nos daba la tonalidad del tema y teníamos que cantar. Lo hice bien. Esto fue cuando estaba terminado Cuarto año de secundaria.Tenía 15 años. Tome bastante interés en la música desde que pasé el casting. Al escuchar el sonido de la guitarra me motivaba, vivía lo que estaba cantando.

P: ¿En el tiempo que vivías en Huacho que música te nutrió?
R: Escuchaba la cumbia tropical andina. Estaban Carlos Chávez, Alegría, Vico y su grupo Karicia. De la música internacional escuchaba bastante a Frankie Ruiz y a Hector Lavoe, me gustaba la forma cómo interpretaban sus temas.

P: ¿Cuándo empiezas a participar en una agrupación musical?
R: La primera agrupación que integre fue el grupo La Novela. El director era Chony Collantes, un gran amigo que me dio la oportunidad. Fue en el 86.

P: ¿Cuantos años tenías cuando ingresas a esta agrupación?
R: 15 años. Todavía estaba en la secundaria. Me daba tiempo para cantar los fines de semana y seguir en el colegio. Con Novela hacía Salsa. El director de la orquesta decía que mi timbre era para que cante salsa y me dio dos o trescanciones para ensayarlas. Gracias a dios las cantaba bien. La primera vez que subí a un escenario nunca pensé sentir una emoción tan grande, que el público que estaba bailando me admirara y demostrara su cariño. Me comprometí a hacerlo cada día mejor. Ese día canté Quiero llenarte de Frankie Ruiz, Lluvia de Eddie Santiago, y un tema de Lisandro Meza que estaba de moda, si no me equivoco era La Soledad.


P: ¿ Quién era el vocalista principal de la orquesta?
R: Era Percy Collantes, otro amigo. Ahora es tecladista del grupo Balsa 2000, en Lima. Mi padre no quería que yo entrara a la Orquesta Novela. Tenía la idea de los artistas como personas al borde de todos los vicios, de la cerveza, de la droga. Mi mamá me apoyaba y un día me dijo que cuando uno es honesto tiene que demostrarlo en todos los campos, me decía que yo cantaba bonito y que iba a triunfar. Fue la primera que apostó por mí, por eso en cada reunión que tenemos nos acordamos de eso.
Junto a Claudio Morán, uno de sus principales referencias
P: ¿Tus familiares fueron a ver tu presentación artística?
Mi tía y mi madre estaban en la ventana del local y me aplaudían. Tras terminar mi ciclo en el grupo Novela vino el director Chony Collantes. Me dijo que yo debía cantar en una orquesta con trompetas y trombones, porque estaba bien mi estilo. El mismo me presentó a un grupo de Huacho. La orquesta La Clásica. El director Oscar Chagaray y Federico Díaz, me dieron la confianza y me hicieron ingresar a La Clásica en el año 87. Yo había entrado a la Universidad de Huacho José Faustino Sánchez Carrión, al programa de Ingeniería Química y cantaba. Ese dinero lo usaba para estudiar. Quería tener una profesión. Pude terminar el primer año, pero después tuve que viajar más lejos de mi pueblo por cuestiones económicas, por mejoras en mi desenvolvimiento como artista.


P: ¿Y qué ocurrió?
Mis padres habían tenido dificultades y yo buscaba una salida. Como era el hijo mayor, todos los problemas los absorbía yo. Me sentía deprimido porque no podía encontrar las soluciones. Recuerdo que apareció un empresario que venía de Tingo María buscando artistas, cantantes, músicos, y mi amigo Chony Collantes se venía para la Selva y me pregunto si me gustaría irme con él. Ofreció pagarme los pasajes. "Allá falta cantantes", me decía. Me anime y un 2 de mayo del 88 a las 6 de la mañana, salí de mi pueblo rumbo a Tingo María. En ese tiempo demoraba más. Eran malas las carreteras. Llegué a Tingo  María el 3 de mayo a las 8 de la mañana. Empecé una nueva vida, muy diferente a la da la costa.


CANTAR SALSA TE AYUDA BASTANTE
P: Cuando hablas de Collantes, ¿Te refieres a Tomy Collantes, el actual tecladista de Sociedad Privada?
No, Chony Collantes es primo de Tomy. Chony es un gran amigo hasta la actualidad. Le tengo mucho cariño y respeto, me dio la oportunidad de ingresar a la orquesta Novela y también de venir a conocer la selva. Mira lo que son las cosas, yo me quedé, formé mi familia, y él sigue en Huacho con su esposa y sus hijos.



P: ¿Cuánto tiempo estuviste en La Novela y cuánto en la Clásica?

En la Novela estuve casi siete meses y en La Clásica como un año. De la Clásica es que me vengo a Tingo María. Legue a la orquesta de mi amigo Chony, la Orquesta Lluvia de Aucayacu, donde tuve otros amigos. En la Lluvia canté casi dos años, luego pasé a la orquesta Proyecto X de Tingo María, al Grupo Cuarteto Amazónico y a la Orquesta Explosión Latina de donde, por el año 94, me retiro con unos amigos para formar Internacional Privados.
P: Cuando llegas a Tingo María, ¿Qué genero haces con Lluvia?
Con Lluvia empiezo cantando salsa, aunque con el tiempo hacíamos cumbia con trompetas y trombones, y me gustó. Hacíamos temas de Pastor López de Venezuela, temas de Los Corraleros de Majagual. Me fue gustando el sonido de la cumbia y el compás que tenia. En Lima sonaba el Grupo Guinda. En la selva Sonido 2000 de Tarapoto. En el 91-92, la salsa tenía apogeo en Lima.

P: ¿Tienes un estilo bastante tropical pegado a lo colombiano. ¿Cuáles han sido tus influencias musicales?
He tenido una forma bien marcada de cantar la música tropical, porque cantar salsa te ayuda bastante, por los compases que son diferentes a la cumbia. Con la salsa aprendes síncopa, a cantar a destiempo. La respiración es diferente. Gracias a Dios, en ese tiempo me ayudaron bastante en el modo de cantar que tenía. En Tingo María pude ingresar a la Universidad en el 91, pero ya no para continuar mi carrera, porque no había Ingeniería. Entonces ingresé a Administración de Empresas y, recién en el 99, termine mi carrera. De Ingeniería solo estudié un año. Soy licenciado en Administración de Empresas. Actualmente estoy en el sexto ciclo de mi segunda carrera, que es Derecho y Ciencias Políticas. Ojala pueda terminarla.

Admirador de Hector Lavoe y Frankie Ruiz
P: ¿Cuáles son los cantantes que te han marcado?
Soy bien admirador de Claudio Morán, la voz del Cuarteto Continental. Después de Julio Mau y Carlos Ramírez. Son estilos de cumbia peruana que me gustan bastante. En salsa soy admirador de Fankie Ruiz y Hector Lavoe. Me gustan como cantan, siempre he tratado de pegarme a ellos.

P: A nivel de balada, ¿algún cantante que haya merecido tu atención?
Claro. Yo gane un Festival de la Voz Latina acá en la Universidad, en Tingo María. Canté Hoy tengo ganas de ti de Miguel Gallardo, soy su admirador. Me gusta el sentimiento que pone.



P: ¿Cuándo entras de lleno a la cumbia?

En el 93 hacia más cumbia. Grabe mi primera canción artesanalmente. El tema fue No hay felicidad, de un autor colombiano. Allí me di cuenta que nunca me había escuchado  en una grabación de cumbia, sonaba diferente. A los músicos que grabaron conmigo les gusto, me dijeron que siguiera esa línea. Poco a poco fui enriqueciendo la forma de cantar, recibiendo consejos de amigos cantantes y músicos. Tú sabes que en la música hay que preguntar.

P: ¿Cuál fue la canción que te permitió ser escuchado a nivel masivo?
A nivel masivo fue en la zona de Tingo María- Huánuco, Cerro de Pasco. La canción era Luciérnaga, en ritmo de cumbia. Sonó fuerte, prueba de ello es que hasta ahora la cantamos. Lo tocábamos con Internacional Privados que habíamos formado en el 94y en el 96 empezamos a grabar temas propios. Porque antes, como todo grupo, hacíamos covers.

P: ¿En esas grabaciones fueron hechas en Tingo María o en la capital?
Luciérnaga fue grabado en Lima en el 98. Yo había grabado artesanalmente en un estudio chiquito en Tingo Mari, pero no sonaba con la calidad que queríamos. Sin embargo, así se promocionó y nos dio muchas satisfacciones.

P: ¿De quién fue la idea del nombre del grupo? ¿Por qué Internacional Privados?
En ese tiempo me encanta en la orquesta Expulsión Latina. Trabajaba con mis amigos, con el chino Marco, Freddy Bernal y dos amigos que están en Estados Unidos, Sergio Castillo y Javier Castillo. Entonces, los cinco nos salimos de la orquesta Explosión Latina y decidimos formar algo propio. Justamente yo había llevado en la Universidad un curso de constitución y organización de empresas. O sea, aprendía que si era agricultor, cómo hacer una empresa agraria. Se era albañil cómo hacer una empresa de construcción. Entonces salió la idea de hacer una empresa de arte, de música, una orquesta. Me junte con mis amigos e hicimos Internacional Privados. Cuando ensayábamos lo hacíamos en secreto, no queríamos que se supiera nuestro estilo. Por eso, coincidimos en el nombre Privados, pero anteponiéndole algo.

P: ¿Quiénes eran los principales integrantes de la orquesta?
Freddy Bernal en el piano, Javier Castillo en timbales y batería, mi amigo Roger Medina en las tumbas. En las voces Churchill Palma, en la animación Omar…, en el bajo estaba Chino Marcos.

P: ¿Cuándo graba Privados su primera producción discográfica?
En el 97. Eusebio Chato grados nos llevo a grabar en su estudio El Cazador, que estaba en La Victoria. Habíamos tenido una presentación en la ciudad de Huánuco y él había llegado con su caravana. Se sorprendió cuando fue a tocar donde estaba Internacional Privados y era un lleno total. Ahí nos propone apoyarnos, grabar en Lima y trabajar.




CUMBIA QUE FUSIONA EL NORTE CON LA SELVA

P: ¿Cómo se consolida Internacional Privados como una de las primeras agrupaciones de Tingo María?
Al inicio no fue fácil. Nos cerraban las puertas. Sabes que siempre el temor dentro de las empresas musicales. Como habíamos salido de una orquesta importante, como Explosión Latina, nos cerraban muchas puertas. Pero el señor Winston Benjamin de Tingo María nos apoyo con el equipo de sonido. En la presentación no nos pagaron, solamente nos dieron un plato de parrillada para cada integrante. Porque todavía no teníamos convocatoria de público. Eran durísimos los primeros meses. Tocábamos por la venta de cerveza, por ahí que podríamos ganar algo. En ese tiempo tenía mi esposa y mi primer bebé. Era fácil. Poquito a poco hicimos un repertorio que la gente le comenzó a gustar. Además de cumbia tocábamos música internacional, rock, salsa, merengue. A la gente le fue gustando el estilo variadito. En la primera ocasión alternamos con una orquesta local que se llamaba Estación Cinco que convocaba público. Esa vez tocamos por un precio bien barato porque queríamos mostrarnos en un evento masivo. A la gente le gusto la forma de cantar, el carisma que teníamos en el escenario, y a partir de ahí nos buscaban para amenizar las fiestas, matrimonios, quinceañeros, aniversarios. Nos fuimos ganando el cariño. En Tingo María me apoyaban mis compañeros de la universidad y los profesores. Ellos asistían a los conciertos. Eso me fue dando fuerzas para salir adelante. Grabamos temas como Paloma Ajena, no hay felicidad y otras canciones que comenzaron a tocar en la radio. No sonaban bien, pero las ponían. Recuerdo que vino un grupo de otro sitio a tocar a Tingo María, pero no pudo llenar el local donde se presento, mientras que nosotros sí lo repletamos. Fue el buen augurio. El público nos estaba apoyando y teníamos que seguir. Después de un año de haber tocado, Internacional Privados era un boom en nuestra zona. No había lugar donde no habíamos tocado, pueblos jóvenes, clubes de madres… Es que convocábamos público y era ganancia para todos.

P: ¿Ya tenían una producción discográfica hecha?
Eran covers. Todavía no teníamos producción discográfica. Nos fuimos ganando el cariño por la forma en que nos entregábamos en el escenario.

P: ¿En qué momento se siente José Luis Arroyo con una identidad y un estilo propio?
En el 97 cuando grabo en Lima con el apoyo del Chato Grados en el estudio El Cazador. Sentí que era  el momento de imponer un estilo con la cumbia que hacíamos, que era una fusión de norte con selva gracias a que hay compañeros de ambas zonas. Esa mezcla salió bonita y también  la forma de cantar. Tuve  bastante apoyo de mis compañeros. Ensayábamos  bien cada tema, y fue en ese momento que sentí que tenía que darme fuerza y darle más importancia a José   Luis Arroyo.

P: ¿Después de esa primera experiencia  de grabar en lima, empiezan a desarrollarse fuera de Tingo maría?
Si, en el 97, cuando grabamos en lima nuestra primera producción. Empezamos a lograr otros mercados: Cerro de Pasco,  Huánuco… Hemos trabajado en todos los sitios, provincias y distritos de Huánuco. Se abrió el mercado en Uchiza y Tocache  porque había trascendido que habíamos grabado en lima.  Nos presentamos en el programa   Chatoneando  de ATV y eso le dio nivel al grupo. La gente se intereso en nuestro trabajo. Abrimos mercados para trabajar.

P: ¿En el 98 recuerdo haber escuchado unas interpretaciones de ustedes por la radio. Según mi experiencia, me pareció una voz bastante fresca, muy parecida a la de Claudio Moran  que ya tenía un nombre en nuestro país. Recibías comentarios acerca de tu voz sonando por la radio? 
Mis compañeros decían  que cantaba bien parecido a Claudio moran, que tenía algo de él, la forma de dibujar las palabras. Me sentía feliz ya que él es uno de los grandes de la cumbia peruana, una voz  maravillosa. Me sentía bien por la comparación, pero nunca fue mi intención parecerme. Claudio moran  es Claudio  moran. Y yo  José Luis  Arroyo. Entonces comencé a hacer unos matices para tratar de que el estilo que yo iba imponer tuviera sus seguidores.

P: ¿Cuáles fueron tus principales éxitos en la grabación con el chato grado?
Ajena, Luciérnaga, Te he visto llorar.


P: ¿Tras esa grabación de 97 cuando vuelven a lima a realizar otra producción?
En el 99 fuimos a Lima. Habíamos estado en el programa de Jeanet Barboza y trabajando en sus Supermovidas. Estuvimos en muchos lugares de la selva y descuidamos el mercado de Lima. En esos días que yo cantaba Soñé contigo que era del repertorio de Claudio Moran, es que tuve la oportunidad de conocer al señor Miguel Laura que es de Lima, y entablamos una buena amistad y me ofreció temas para grabar. Este señor era compositor de temas que grabo Claudio Moran. Fue en coordinación con Miguel Laura que fuimos a Lima en el 99 a grabar una nueva producción en la sala de Carlos Alvarado.

EL TOQUE ROMÁNTICO DE SOCIEDAD PRIVADA
P: ¿Cómo era la relación de Internacional Privados con las  otras orquestas?
Estaban Armonía 10 y Agua Marina… inclusive cuando cantábamos en la Playa Central de Vitarte. Al costado se presentaba Agua Marina y competíamos. Teníamos nuestro público y ellos el suyo. Ya sabían de la existencia de Internacional Privados, de los temas que hacíamos. Habíamos generado buenos comentarios.

P: ¿Cuándo llegaban estas orquestas a Tingo María, tocaban en lugares distintos conjuntamente con ustedes?
En el 98 tuvimos en Tingo María un mano a mano con Armonía 10, que tenía entre sus cantantes al señor Makuco Gallardo, Cesar Saavedra, Percy Capuñay, Danny Delgado y Carlos Soraluz, con los que hice amistad.

P: ¿Cuáles fueron los éxitos de la producción del año 99 hechos en el estudio Alvarado?
Grabamos un mix de los Iracundos, Colegiala, un cover colombiano, y Amor y dolor de Miguel Laura que también fue en boom.

P: Internacional Privados se había consagrado en Lima y provincias ¿Qué sentía José Luis Arroyo?¿sus sueños se habían cumplido?
Sentía que estaba por el camino correcto, que era dura la competencia. Teníamos que ir a Lima desde la selva. Empecé a darme cuenta que dejaba de lado a mi familia, a mi esposa y mis dos hijos, pero me hacia la idea de que tenía que dar resultados. Porque todo se gana con sacrificio. Nada es fácil en esta vida. Sentía que estaba teniendo eco en el público.

P: Después de esos éxitos, sale el tema el Platanito que, me parece, tuvo difusión a nivel nacional ¿En qué año fue eso?
En el 2001. Habíamos emigrado a Lima. Un señor que estaba en Tingo María nos hizo la propuesta para trabajar de otra manera. Como todo provinciano decidimos ir a Lima a buscar triunfo. Llegamos a la Capital, apareció el compositor Shanty y me dijo que tenía el tema el Platanito. Lo escuche, me gusto y lo grabe en la sala de estudio de este empresario que vino de Lima y fue un boom. Deje grabados muchos temas ahí, pero ese fue el más importante. Después de dicho éxito hubo muchos problemas con la marca Internacional Privados. Me retire en el 2002. No se podía trabajar. Regrese a Tingo María.

P: Producto de ese problema estas en un nuevo proyecto que ha calado hondo. Me refiero a Sociedad Privada…
Exacto. Tú y yo conocemos de cerca lo ocurrido, después de regresar con problemas a Tingo María, habiendo dejado prácticamente la marca para que use otra persona sin tener derecho. Sociedad Privada es una nueva aventura musical, muy bonita. Nace a partir de muchos problemas, lagrimas, penas. Habíamos perdido la batalla, pero no la guerra. Este servidor le pone el nombre a Sociedad Privada. Pensé que mis compañeros con los que había tocado iban a quedarse en Lima con Internacional Privados, pero se vinieron conmigo. Así empecé a garbar de nuevo. En Lima, estábamos contactados con varios compositores, como Miguel Laura, Lucho Zambrano, Humberto Salazar y Willy Sánchez. Por todo el problema que pasó, una noche me llamo Willy y me dijo que no me preocupara, que me iba a mandar temas para que grabara, y es ahí donde empiezo a grabar Aléjate de mí y Decías que me querías. Fueron dos de los temas que marcaron la nueva aventura con Sociedad Privada. Muchos promotores, al no verme con el grupo que habíamos dejado, me llamaban para pedirme que cantara. Les explicaba que había tenido problemas y no iba a cantar ahí. Así es que empiezan a llamarme como Sociedad Privada con lo nuevo que estábamos haciendo, y salimos adelante. Hasta el día de hoy que ya tiene un nombre ganado. Agradezco a dios porque no pensé que estaríamos en un momento tan bonito para ala cumbia peruana.

SE ESTAN PARECIENDO MUCHOS LOS ESTILIOS
En su  primer volumen, Sociedad Privada marca un estilo distinto. Noto un estilo más romántico, más hondo, se nota tu consolidación como cantante…
Es cierto. Empiezo a hacer algo diferente. No quería que el público se confunda. Aparte, porque también me gusta lo romántico. Es lo que nos identifica. Estamos agradecidos con todos quienes nos dieron su apoyo. Miguel Laura es uno de ellos, que nos dio pautas, ideas y siempre agradezco el interés que le ha puesto. Estoy contento de grabar sus canciones.

P: ¿Qué opinas de la situación actual de la cumbia peruana?
Tiene otro nivel. Muchos están grabando de manera más estilizado. Tiene mucho cuidado en elegir sus canciones. La cumbia tiene para seguir adelante por mucho tiempo. Espero que aparezcan otros grupos, que marquen un estilo diferente. En mi humilde opinión, se están pareciendo muchos los estilos. Al no haber nada nuevo, la cumbia puede aburrir a la gente.

P: Hay diferentes etapas en la cumbia  peruana. Primero con una guitarra clásica: los destellos, los Diablos Rojos, Los Mirlos. Después, la inclusión del teclado. Pero ¿Cuál es tu opinión del estilo actual orquestado?
Está bien, le ha dado más peso, un sonido muy particular, más bailable. Ojala que así como apareció la trompeta en la cumbia, aparezca otro instrumento que le de más romanticismo y más calidad.

P: ¿Te sientes bien cantando cumbia o preferirías cantar otro género?
Me siento cómodo cantando cumbia. Como todo cantante ha hecho un estilo muy particular de cantar espero seguir perfeccionándome e incorporando algunas cosas que identifiquen más mi estilo.

P: ¿tiene los compositores peruanos suficiente calidad para desarrollar al cumbia? ¿Qué te parece que las orquestas actuales toquen temas de compositores extranjeros, especialmente mexicanos y argentinos?
Los compositores peruanos son muy talentosos, no tienen nada que envidiar a los de otros países. La cumbia peruana ha tenido un auge tremendísimo con compositores peruanos.

P: ¿Qué ambiente se vive en tu casa?
Mis hijos paran tocando. Haciendo sus temitas, cantamos. Uno se siente contento de ver que sus hijos siguen el arte. Espero que dios me dé vida para verlos en un escenario.

P: ¿Cómo manejas esa parte de la familia con relación al artista aclamado?
Cuando estoy en un escenario me doy integro, comparto con los fans, las fotos, firmo autógrafos. Cuando termino mis presentaciones regreso a Tingo María a estar con mi esposa y mis hijos en casa. Soy poco de salir. Si salgo voy a jugar fulbito en la cancha de la universidad. Luego regreso a casa a pasarla con mi familia, a ayudar a mis hijos para que hagan las tareas. Aprovecho la noche para seguir estudiando, entro a internet para averiguar algunas cosas sobre lo que estudio. La familia es lo más importante. Si está todo bien con la familia, tienes mucha fuerza para  seguir luchando.

P: ¿Hay cumbia peruana para rato?
Debemos confiar en que la cumbia peruana siempre tendrá un nivel altísimo si nosotros cultivamos. Agradezco a dios por el momento que estoy viviendo. En realidad, la cumbia es nuestro folclor nacional que mueve masas en todos sitios donde nos presentamos. Ojala todos pongamos el hombro para que el Perú salga adelante y para que la cumbia peruana siga viva. A los cantantes que recién empiezan en el difícil mundo de la música, les recomiendo que sean perseverantes, que se alejen de los vicios. Y si tiene tiempo, estudien algo, alguna carrera corta en la Universidad o donde sea. Ensayen bastante. Tengan buenos sentimientos y nunca se olviden de la familia.